Pesquera Polar Cuenta con Nueva Planta Para Congelados
junio 30, 2019
SMALL PELAGICS SUSTAINABILITY: El poder de la acción colectiva en la cadena de suministros
junio 30, 2019

Duplicaremos las Ventas de Atún a los Estados Unidos

BRUNO LEONE PIGNATARO
ACUERDO COMERCIAL EN EL 2020

En el mercado de Estados Unidos hoy existe una posición de cara al Ecuador totalmente diferente a la que existió hasta hace un par de años, hoy el ambiente es favorable, muy positivo para poder llegar a un acuerdo comercial con el Ecuador.

Así lo sostiene el Ing. Bruno Leone, presidente de la Cámara Nacional de Pesquería y uno de los principales representantes del sector pesquero ecuatoriano, quien se refirió a éste y otros temas importantes para la industria pesquera del país.

 

¿Cómo marchan las negociaciones para un posible acuerdo comercial con Estados Unidos?

Las cosas van por muy buen camino. El paso previo para poder llegar a ese acuerdo comercial era que se instale el TIC (Trade Investiment Council) que ya se dio el año pasado por el mes de noviembre, fui parte de esa delegación con el ministro campana y otros empresarios más, tuvimos varias reuniones y nos fue muy bien.

Tengo entendido que va a ver otra reunión del TIC este año, ese es un espacio de diálogo donde se pueden ir ventilando una seria de aspectos que tiene el comercio bilateral actualmente, como para poder ir resolviendo cualquier problema que hubiere y así entrar limpios a la negociación.

 

¿Para cuándo ya se cristalizaría este acuerdo comercial?

De lo que sabemos a través del ministro Campana, las cosas van adelante, hay un par de temas por resolver, pero él considera que todo va a ser superado y que para el 2020 ya podríamos tener un acuerdo comercial con los Estados Unidos, lo cual sería una gran cosa para el Ecuador, ya que es un mercado muy grande de consumo de atún y aquí tenemos inversiones americanas que hoy por hoy tienen que pagar para poder entrar al mercado americano el 12,5 % de impuesto para el atún en agua y el 35 % para el atún en aceite.

 

¿En qué beneficiaría este acuerdo al sector pesquero?

Si logramos por la vía de la negociación eliminar esos impuestos eso sería una gran cosa y eso podría darle un impulso muy importante a la industria ecuatoriana en general y en particular al sector pesquero.

Actualmente el 12 %, más o menos, de las exportaciones atuneras van a los Estados Unidos, digamos que con un acuerdo eso podría fácilmente duplicarse. Hoy es más o menos 62 % a Europa, 20 % a Sudamérica y un 12 % a Estados Unidos, pero con el acuerdo comercial eso podría fácilmente duplicarse porque el Ecuador tiene la infraestructura en tierra, tiene su capacidad instalada, tiene la flota y puede por los diferentes mecanismos comprar pescado también para procesar.

Entonces eso sería una gran cosa, eso podría darle un impulso muy grande y, hablando en dólares de exportación fácilmente serían de 200 a 300 millones de dólares más en exportaciones.

 

¿Cómo va el tema del precio del combustible para el sector pesquero?

El precio se lo va revisando mes a mes, basado en una fórmula que tiene Petrocomercial, sobre la que nosotros hemos expresado que no tiene mucha transparencia.

Sobre el precio que fije Petroecuador, basado en esa fórmula, tenemos una compensación de 70 centavos y ese es el precio que pagamos. Lo que se nos dice es que el precio obedece a un promedio de los precios del petróleo de los dos meses anteriores y así van promediando y van sacando el nuevo valor.

 

¿Y la Ley de Fomento Productivo ya se está aplicando?

En la Ley de Fomento Productivo hay un artículo que dice que todos los bienes destinados a la producción acuícola, agrícola y pesquera estarán libres de impuestos, eso está en la Ley y fue aprobado en agosto del año pasado.

Comenzamos a trabajar con los técnicos del ministerio, establecimos las listas pero hasta el día de hoy no se convierte eso en el decreto ejecutivo necesario para que esta medida sea aplicable; osea, que el enunciado de la ley ha quedado en eso, en un mero enunciado porque en la práctica aún no hay nada.

 

¿Cómo han estado las capturas de atún en el primer trimestre del año?

El primer trimestre arrancó muy flojo porque tuvimos la presencia de un Niño muy leve y todas las agencias meteorológicas lo determinaron y, efectivamente, así sucedió en el mar, eso trajo una reducción de las capturas, pero hacia finales del trimestre mejoró.

Hoy por hoy y de acuerdo a las estadísticas de la CIAT estamos apenas un 2 % arriba de lo que se capturó el año pasado, es decir estamos casi iguales a lo capturado en el 2018.

Como es conocido, el atún es una especie migratoria que nada directamente asociada a las condiciones oceanográficas, hay años de más abundancia y otros de menos abundancia, dependiendo de cómo están las condiciones en el mar.

Este año se prevé, que luego del Niño que hubo, las cosas van a mejorar, podríamos decir que va a ser un año normal de pesca, lo cual es bueno para todo el mundo, tanto para los armadores como para las plantas.

 

¿Y en lo que respecta a las exportaciones y precios del atún?

En el tema de las exportaciones se están dando más o menos en el mismo orden que el año anterior, es decir están normales.

En lo que respecta a precios de la materia prima, como no hubo pesca a principios de año los precios subieron un poco pero como hacia fines del trimestre la pesca mejoró los precios han comenzado a bajar.

 

¿Cuál es la situación actual del sector y que perspectivas se presentan para el resto del año?

El sector pesquero es un sector maduro, los mercados están ahí y el gran reto que tenemos, como siempre digo, es poder cuidar el recurso en el mar. Para eso hay las OROPs que todo el tiempo están estudiando y monitoreando el comportamiento de los atunes en el mar y tomando las medidas. Por ejemplo, en el Pacifico Oriental tenemos 72 días de veda, tenemos el cierre del Corralito al oeste de Galápagos, los observadores a bordo y las regulaciones que van avanzando cada vez más.

Sin embargo, los mercados consideran que la acción de los países no va tan rápido como se requiere por eso ahora están privilegiando las certificaciones pesqueras. Por ejemplo, las grandes cadenas prefieren comprar de pesquerías certificadas MSC, e inclusive hay alguna cadena que dice que desde el 2022 el 75 % de sus compras tiene que ser de pesquerías certificadas bajo MSC.

Aquí en el Ecuador cinco empresas, cinco grupos, ya estamos trabajando desde hace 3 años en la búsqueda de la certificación MSC. Vamos bastante bien y pensamos que a mediados del próximo año ya podríamos alcanzar la certificación.

Eso va a ser una buena cosa porque lo que nosotros hemos hecho, el esfuerzo de estas 5 empresas va a servir para que sea trasladado al resto de la pesca y todos los otros armadores del país puedan acogerse y eventualmente ser certificados también.

 

¿Finalmente, el país y los cambios están avanzando al ritmo deseado?

Nosotros a veces digo salimos después de 10 años de salir de un gobierno de Correa, ya llevamos 2 años de Moreno y se ha avanzado muy poco en la parte empresarial, de competitividad muy poco, se ha llegado a un acuerdo con el FMI para estabilizar la economía que eso es importante, pero ya han pasado 2 años y en 6 o 7 meses más entramos al 2020 y será una etapa pre-electoral.

El Ecuador tendrá que en el 2021 ir nuevamente a elegir un mejor futuro, y por eso importante que la gente piense y analice todo lo que ha pasado para no volver a caer en eso y más bien piense a quien entregarle su voto a alguien que pueda eventualmente con sus propuestas llevarnos a un futuro mejor.

A mi sector le manifiesto que estamos para el largo plazo, que tenemos que ser parte activa de la vida del país y sin duda del sector, de la toma de decisiones, de esa interacción público-privada que tenemos que hacerla, a veces las cosas no salen como uno quiere, a veces nos topamos con dificultades en el camino, pero hay un objetivo mayor que es el bienestar de nuestras familias, del país y hay que estar por encima de eso y trabajar por encima de eso.

(Visited 78 times)